Bego e Iván es una de esas parejas que se hacen querer, afrontando la vida con una sonrisa en la boca a todas horas, sonrisa que contagian. Son de esas personas las cuales te gusta tener cerca.

Unos días antes hablé con ellos de todo, como yo digo… planificamos la boda y quedamos en que sus fotos tenían que ser especiales y que nadie mas tenia que tener esas localizaciones.

Al día siguiente Begoña y yo nos fuimos a pasar calor, a buscar esas localizaciones que nos gustasen a los dos para las foto de su boda. Me encanta tener este tipo de parejas, arriesgadas y con poco miedo de meterse por donde les pido aunque sea con el vestido al hombro. No me defraudaron, cumplieron con su parte dejando el coche lleno de polvo y barro de todos los caminos por los que estuvimos rodando.

Aun nos queda hacer su portboda, no se donde iremos pero lo que si se es que volveremos a sorprender, que lo pasaremos genial y que volverán a confiar en todas mis locuras.

Ahora os dejo con las fotos de su boda, espero que os gusten

Y a vosotros, Bego e Iván, desearos que seáis muy felices y que no borréis nunca esa sonrisa de vuestra boca.

 Un abrazo muy grande a los dos pareja.

 

A %d blogueros les gusta esto: