Vuelvo a la carga con la preboda de Laura y David.

Nunca he sido muy de prebodas, aunque he de reconocer que este año he cambiado de opinión.

Es un momento estupendo para generar la conexión que debe de existir entre fotógrafo y pareja, en la que los novios comiencen a conocer realmente al fotógrafo y a perder el miedo a la cámara, esto además de tener una gran sesión de pareja, hace que le día de la boda todo fluya, que la confianza sea mucho mayor y que ya sepáis como comportaos delante de la cámara, algo muy importante para que os sintáis a gusto desde el minuto uno el día de vuestra boda.

Os dejo con la preboda de esta gran pareja, espero que os guste.

 

A %d blogueros les gusta esto: