Arrow
Arrow
Slider

Seguimos con la trilogía de Carlos y Marta.

Hoy le toca el turno a su postboda, hecha íntegramente en Zumaya, localidad donde nunca había estado y que me alucinó, tanto por sus localizaciones, como por su luz.

Como siempre digo, si un día me pierdo, buscarme por el norte y cada vez que voy para allí lo confirmo, me siento como en casa.

A Carlos y a Marta ya los conocéis de post anteriores, ya que este es el tercer post que publico de ellos, así pues, ya no se muy bien que contaros que no lo haya hecho ya…

Lo que si quiero hacer, desde aquí, agradecerles la confianza ciega depositada en mi, el que sean como son y que trasmitan tan buen rollo, ya que con personas así se llevan mucho mejor los días. No cambiéis nunca chicos, sois una pareja increíble.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: